Cuaderno de Bitácora III

Javier Muñoz, Cuaderno de Bitácora. Muñoz & Krämer

Vistas desde la casa de mis padres desde su ático de Usera, Madrid. Cuaderno de Bitácora de Muñoz & Krämer

Mi colección de fotografías

Miradas cotidianas de Javier Muñoz, en su trabajo diario en Muñoz & Krämer donde como ya viene siendo una rutina, va registrando inevitablemente en su camino de ida y vuelta, pequeños pedazos de realidad en su móvil.

 

Detrás de Muñoz & Krämer hay personas, inquietudes, ganas de hacer cosas… Una manera de ver y entender el mundo que irremediablemente se transmite en todo aquello que hacemos. Estudié Bellas Artes y profesionalmente siempre he estado vinculado a la fotografía. Delante y detrás. Lo que no quiere decir que yo sea fotógrafo.

Disfruto mucho observando. Y desde que hay móviles con buenas cámaras, me puedo esconder y cazar las imágenes que quiero. Unas las busco, otras se colocan delante buscando ser captadas. Es rápido.

Echo de menos algo más de tiempo para poder pasear más. Esconderme entre la gente, pasar desapercibido. Es como si pudiera ser uno de ellos. Su realidad pasa ante mí muy deprisa. En tan solo un instante, hago esa foto y sigo mi camino. Eso sí, con un pedacito de realidad guardado en mi bolsillo.

Cuaderno de Bitácora me obliga a hacer una foto al día. Me permite y me obliga a hacer una parada en mi rutina para hacer sólo eso: una fotografía.

Es simplemente un diario en forma de imágenes. Nada más, sin solemnidad. Y las subo todos los días a mi muro personal en Facebook y alguna la comparto en el Instagram de Muñoz & Krämer.

Fotografías, Javier Muñoz © / VEGAP